La biometría es un excelente sistema de identificación de la persona que se aplica en muchos procesos debido a dos razones fundamentales, la seguridad y la comodidad.

La biometría es una tecnología de identificación basada en el reconocimiento de una característica física e intransferible de las personas, como por ejemplo, la huella digital, el reconocimiento del patrón venoso del dedo o el reconocimiento facial.

Entre las aplicaciones de identificación con biometría están el control de acceso biométrico, el control de presencia biométrico, el logon biométrico para aplicaciones de software a sistemas operativos o cualquier otra aplicación de identificación mediante la incorporación de un lector biométrico para integración.

Biometría es un sistema automatizado de reconocimiento humano basado en las características físicas y comportamiento de las personas.

Se trata del mismo sistema que utiliza el cerebro humano para reconocer y distinguir una persona de otra.

La biometría es un sistema que reconoce a la persona basándose en "quién" es, no importando "lo qué lleva puesto" o "lo que conoce".

Cosas que puedan llevar, como las llaves y tarjetas de identificación, pueden ser perdidas, sustraídas y/o duplicadas. Cosas que conoce, como passwords y códigos, pueden ser olvidados, sustraídos y/o duplicados.

En lugar de eso, la tecnología biométrica se fija en "quién" es la persona, basándose en una única e inalterable característica humana que no puede ser perdida, olvidada, sustraída o duplicada.

Así pues, la biometría proporciona el máximo nivel de seguridad, conveniencia y facilidad de uso.

Véase también: